Quedó inaugurado el Colegio Secundario Agropecuario de Arata

0
719

El moderno complejo, cuya construcción fuera confirmada por el gobernador Sergio Ziliotto en plena pandemia, quedó inaugurado hoy con la presencia de autoridades provinciales y municipales. La obra demandó 770 días de trabajo y una inversión superior a los $ 735 millones.

Participaron en representación del Gobierno provincial los ministros Ariel Rauschenberger (Gobierno, Justicia y Derechos Humanos), Pablo Maccione (Educación), Julio Rojo (Obras y Servicios Públicos) y el secretario de Asuntos Municipales, Rogelio Schanton. Los funcionarios provinciales fueron recibidos por el intendente anfitrión, Henso Jorge Sosa, la directora del establecimiento educativo, Adriana Riveri, concejales, autoridades municipales, representantes de la UTELpa, alumnas, alumnos y docentes.

Camino al “sueño de los aratenses”
La obra que beneficiará a la comunidad local y zonal quedó concluida y equipada luego de 770 días de trabajo. El recorrido histórico del proyecto y ejecución se remonta al 11 de agosto de 2021, plena pandemia por COVID-19, en una visita que el gobernador Sergio Ziliotto realizara a la localidad. Allí, el primer mandatario provincial confirmó la concreción del “sueño de los aratenses” de contar con un secundario propio.
Transcurrido poco más de un mes se llevó a cabo la licitación y 8 de febrero de 2022 la firma del contrato con la empresa adjudicataria. A mediados de mayo del presente año la obra alcanzó un avance del 68%, y el 5 de julio pasado se dio por terminada.
El Colegio Secundario Agropecuario de Arata nació como un establecimiento educativo privado por lo que previo a la realización de la construcción edilicia tuvo que lograr la provincialización, para luego el Estado poder encauzar esta obra.

Garantía
Al hacer uso de la palabra, el ministro de Educación, Pablo Maccione, transmitió el saludo del gobernador, Sergio Ziliotto, que por razones de fuerza mayor no pudo asistir al acto. «Esta inauguración me alegra enormemente. Venir a inaugurar una obra tan largamente esperada por toda la comunidad de tener el edificio propio, que no solamente garantiza un mejor ambiente para los estudiantes del secundario, porque si queremos garantizar calidad educativa, también tenemos que garantizar la infraestructura necesaria para que docentes, estudiantes y personal no docente puedan desempeñar las tareas como corresponden».
Para el funcionario provincial «cuando inauguramos obra de esta naturaleza, pierde sentido la discusión si es importante la inversión del Estado en educación. Ante la realidad los discursos se caen. Garantizar calidad educativa es que los docentes no pierdan poder adquisitivo, garantizar los recursos para el funcionamiento de las instituciones, garantizar inclusión. Más importante que esta obra es lo que ocurre dentro de esta escuela, los estudiantes reciben las herramientas para construir sus proyectos de vida, para insertarse en el mundo del trabajo o seguir estudiando en una universidad. La libertad no la establece ningún dirigente por decreto, se construye en una escuela aprendiendo cuáles son nuestros derechos, a cómo defenderlos y exigirlos, esa es la verdadera libertad”.
Para cerrar enfatizó el compromiso de “continuar con estas acciones, no podemos avalar la idea de que las escuelas se pongan a competir entre sí, a ver cuál tiene más recursos. Como Estado tenemos la obligación de garantizar la inversión para que todas las escuelas, no importa en qué rincón de la Provincia, tengan los recursos necesarios”.

Fomentar el arraigo
Por su parte, el intendente manifestó la satisfacción por un hecho tan significativo en la historia del pueblo “la inauguración de este edificio, institución educativa que desde el año 1977 es la encargada de educar a la juventud aratense, sin alejarse del seno familiar y fomentando el arraigo, el sentido de pertenencia, transmitiendo valores, cultura y saberes a varias generaciones”. 
El colegio funcionó desde siempre en la Escuela Nº 94, que alberga toda la oferta educativa. A partir de la incorporación de esta escuela, la modalidad de jornada extendida, por lo que empezó a quedar pequeña y la necesidad de un edificio propio comenzó a ser más fuerte. Fueron muchos los actores sociales que se comprometieron para lograrlo”.

Sueño cumplido
Norberto Gervasoli, en representación de la comunidad educativa, expresó que “en este día tan esperado por nuestras comunidades educativas y para aquellos colonos y fundadores que creyeron posible embarcarse en un sueño que se transformó en un anhelo hoy cumplido para nuestra sociedad.
Nuestra institución educativa nace como instituto privado agropecuario de Arata, abre sus puertas oficialmente el 14 de marzo de 1977, de gestión privada incorporada en la enseñanza oficial, cuya comisión propietaria estaba constituida bajo la forma jurídica de una asociación civil sin fines de lucro, recibía el aporte económico del Estado provincial para solventar la totalidad de los haberes docentes y una partida mensual destinada a cubrir parcialmente los gastos de funcionamiento y el resto de las necesidades se solventaban con eventos comunitarios”,señaló
“Queremos agradecer a los directivos, a la comunidad educativa de la Escuela 94, autoridades provinciales y locales, comisión directiva y comisión institucional intermedia, profesores y profesoras, a los alumnos, grupos de vecinos y vecinas, que a lo largo del tiempo y de diferente forma han luchado para que este sueño pueda cumplirse y hoy festejemos que sea realidad”.