Wado, Sergio y la lógica interna del PJ pampeano

0
35

Por Norberto G. Asquini
Durante la semana pasada el hecho político más significativo fue la visita de los ministros y demás funcionarias y funcionarios nacionales a La Pampa. La gira de Wado de Pedro (titular de Interior) y Martín Guzmán (Economía), los dos arietes del gobierno de Alberto Fernández, fue un cara a cara con el gobernador Sergio Ziliotto para consolidar la alianza entre Casa Rosada y el gobierno pampeano en un año electoral.

De Pedro y Guzmán, como voceros del gobierno nacional, uno el político y el otro el técnico, iniciaron en la previa electoral visitas a las provincias donde se quiere afianzar relaciones como ocurrió en Neuquén y en Entre Ríos. Los medios nacionales pusieron el ojo en esta incursión, aunque los medios concentrados y enfrentados al oficialismo no le hayan dada cobertura.

Coincide la gira nacional con una local. Durante los días previos el gobernador Ziliotto retomó su agenda provincial con una serie de visitas a localidades y anuncios de apoyos a sectores y gestiones municipales. Las y los intendentes están más que contentos: hay respaldo a los gobiernos locales, tanto oficialistas como opositores. Los jefes comunales de General Acha y Eduardo Castex, por ejemplo, ambos radicales, así lo expresan públicamente. El mandatario no se tomó vacaciones y retomó la iniciativa en el comienzo de un año de comicios.

Los convenios por casi 2.000 millones firmados con Nación fueron una muestra en plata contante y sonante de la estrecha relación que hay entre ambas gestiones, fondos que fueron un argumento para estar en territorio ya que igual hubieran llegado de otra manera con solo una firma en Buenos Aires. La visita se realizó para mostrar que se mantiene, y mantendrá la sintonía, entre ambas gestiones, tanto en lo institucional como en lo electoral.

La gira pampeana además reforzó la lógica interna del PJ pampeano en la gestión Ziliotto. Es la alianza en el territorio entre el vernismo y el kirchnerismo nacida en 2019 al calor de la resistencia frente al macrismo. Son momentos en que se discute si habrá o no PASO, y quien tendrá la lapicera para definir las listas legislativas del Frente de Todos. Los gobernadores pretenden que no haya primarias, CFK y La Cámpora si. El tema está para discutirse en el Congreso, pero no parece que vaya a avanzar la discusión.

En La Pampa igualmente el reparto de poder y el de las listas parece estar sin discusión. La “nueva normalidad” política es la alianza interna. No se discute que los dos principales nombres serán un vernista y un o una kirchnerista. La línea que gobierno y su socio estratégico. Y si no fuera el primer casillero para el nombre de Carlos Verna (El Esperado lo describiría el Turco Asís en sus columnas), dado que se lo nota hoy al ex gobernador algo alejado de las salidas públicas, se estuvo mostrando durante los actos otro que quiere repetir por el vernismo como Daniel Lovera (uno de los plan b que se tiene) y la presencia de María Luz Alonso como la referencia del kirchnerismo nacional en la provincia.

El mensaje oficial llegó a la provincia entregado por la comitiva nacional y Wado de Pedro reafirmó ese vínculo lanzando la frase “La Pampa es un ejemplo”. El PJ provincial apoya al gobierno nacional, y Casa Rosada respalda a la gestión de Ziliotto. Esa es la alianza del Frente de Todos para las legislativas en La Pampa que se quiso mostrar a las y los votantes con una gira que dio comienzo al año de las elecciones intermedias.