Asesinatos en Rancul: los presuntos autores fueron formalizados y se esperan penas perpetuas

0
43

La fiscal Verónica Campo caratuló los hechos como «homicidio calificado por alevosía y críminis causa».

Rancul, la localidad del norte pampeano aún se encuentra consternada y movilizada luego de los crímenes de Héctor Ceferino Lapettina y Jacinto Atilio Tallone. El rápido accionar de la policía local, que trabajó conjuntamente con personal de Realicó y la fiscalía con asiento en General Pico, lograron dar con los presuntos autores del hecho. 

En la tarde de hoy, cuando ya habían transcurrido más de 15 minutos de las 18 horas, el juez de Control, Alejandro Gilardenghi dio comienzo a la formalización de las tres personas involucradas en los hechos de sangre. Tras requerir los datos personales a los imputados, cedió la palabra a la funcionaria judicial correspondiente al área de Delitos contra la Propiedad, Verónica Campo, informó Maracódigital.net 

Según lo descripto por la fiscal, los dos supuestos partícipes más jóvenes ingresaron entre las 8 y las 11 de la mañana al domicilio de Tallone y, tras golpearlo salvajemente, le sustrajeron una caja de herramientas y mil pesos. Posteriormente, cuando la víctima aún se encontraba inconsciente dieron apertura a las llaves de gas cerrando herméticamente la habitación a fin que dicha sustancia termine con la vida del adulto mayor. 

Más tarde se dirigen a la dirección donde habitaba el ex intendente de Rancul, ingresando a su domicilio y golpeándolo salvajemente hasta asesinarlo. Sólo le sustrajeron un celular, efectivo en una cifra que no sería significativa y dinero fuera de circulación.

Estas personas, que escucharon cuál es la investigación que se sigue en su contra son las que se hallan más complicadas de acuerdo a su situación procesal ya que se los culpa de haber sido autores de los delitos de «homicidio doblemente calificado por alevosía y críminis causa, en dos hechos. Alternativamente, «homicidio en ocasión de robo, en concurso real». Quedarán arrestados con prisión preventiva por el plazo de 90 días.

Para el primero de los ilícitos mencionados se espera una pena de prisión perpetua, mientras que para el referido en segundo orden se establecen, como máximo, 25. 

En el caso del restante presunto partícipe, «la Fiscalía lo formaliza por haber facilitado la fuga de ambos y haber resguardado el celular robado». Aseguró Campo que se sostendrá la investigación al entender que tuvo pleno conocimiento de los hechos antes de trasladarlos a la localidad de Realicó, donde fueron detenidos los implicados de 19 y 24 años. Para esta persona cabe la misma calificación legal aunque en carácter de partícipe secundario. La medida de coerción aplicada por Gilardenghi alcanza los 30 días de prisión. 

Para ellos se solicitaron exámenes antropométricos y físicos buscando lesiones físicas defensivas prestando atención a brazos y manos. Será necesario determinar talle de pie y calzado, requiriéndose también extracción de sangre para cotejar con la prueba genética recolectada ayer. Examen mental obligatorio y rueda de reconocimiento de personas. 

El desarrollo de la investigación

En el día de ayer, se informa al personal policial de la localidad de Rancul, a través de un llamado de un vecino que estaba al frente del domicilio de Lapettina, que ve salir a dos jóvenes quienes abandonan un televisor en las afueras del hogar. La misma persona contactó al hijo de la víctima y manifestó desconocer que tendría visitas. Al arribar al lugar, los uniformados vieron la puerta abierta observando al ex jefe comunal en el piso. Los trabajadores de la salud que llegan para atender la situación, constatan que el hombre se encontraba ya fallecido. 

Mientras Fiscalía y Policía realizaban trabajo de prevención en la ciudad, otro llamado a la sede de la fuerza pública denuncia un hecho de similares características en la casa de Tallone. Una vez allí, la policía da cuenta del olor a gas por lo que se toman las precauciones del caso y se deriva al propietario del lugar al Hospital, aún con vida. Horas más tarde fallecería en el nosocomio. 

Otro testigo también observó a los imputados, uno de ellos con sangre en una de sus rodillas, identificando claramente a uno de ellos. La investigación permitió determinar que se habían marchado en un remis a la Realicó y que el conductor del auto fue contactado por el tercer implicado, quien tendría un rol secundario. Tras su declaración, el chofer quedó desligado pese a que continuará siendo investigado. 

La persona que lo llamó fue detenido con un arma en su poder y con el teléfono sustraído previamente, elementos que fueron hallados tras un operativo. Los más jóvenes resultaron aprehendidos en la localidad de Realicó.