Memoria: recordaron a dos alvearenses desaparecidos

0
75

En la mañana de hoy, en el paseo ‘Teresita Scianca’, ubicado en la intersección de Avenidas Sarmiento y España España se llevó a cabo el acto el acto oficial por el Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, organizado por la Municipalidad de Intendente Alvear, a través de Casa de la Cultura, y la Escuela 236, donde se recordó y homenajeó a dos alvarenses desaparecidos durante la última dictadura cívico militar, Teresita Scianca y Rodolfo Pereyra
La ceremonia estuvo encabezada por el intendente Juan Cruz Barton, acompañado por la viceintendenta Vanesa Acedo, jueza de Paz Estela Vazquez, subcomisario Carlos Villegas, concejales, funcionarios municipales, y representantes de entidades intermedia.
Se descubrió una placa en el nuevo monolito en el quedó estampado los nombres de Teresita Scianca y Rodolfo Pereyra, se colocóa le pie una ofrenda floral y se plantaron árboles en la memoria de ambos.
La alocución estuvo a cargo de la directora de Casa de la Cultura, Miguelina Allasia y el mensaje alusivo lo brindó la docente Mercedes Weth.

Rodolfo Pereyra: nacido en nuestra localidad el 28 de marzo de 1920 y asesinado por la dictadura militar en Berasategui el 11 de febrero de 1977, cuando contaba con 56 años de edad. El ataque con armas de fuego de un cruel e inhumano ‘grupo de tareas’ se produjo en su vivienda. Militante peronista. Férreo opositor al gobierno de facto siendo militar
María Teresita Scianca: nació en Intendente Alvear en 1954 y tras finalizar el colegio secundario se radicó con su familia en Capital Federal.
Militante de base cristiana y de la Juventud Peronista, trabajó en una villa de San Fernando durante los años ’70. Poco después del golpe, el 31 de mayo de 1976, Scianca fue la encargada junto a otros cuatro compañeros de realizar una actividad de propaganda con una volanteada en la barriada en la que militaban. Uno de los integrantes de la agrupación recordó que el contenido de los panfletos era una declaración política de Montoneros. Allí fue secuestrada y luego desaparecida por la represión ilegal.